Muchas veces no le damos la importancia que requiere a nuestro organismo y por lo general ignoramos alguna señales que puede llegar a emitir el cuerpo. Lo bueno es que hoy te enseñaré a reconocer los posibles signos que te avisa el cuerpo cuando algo puede estar fallando allí.

Te aconsejamos que te tomes unos minutos para leer esta importante información, sobre todo para las mujeres, puesto que aprenderás de qué forma se puede diferenciar cuando tu seno está normal o si sucede algo. Así que presta mucha atención y descubre cual es la mejor manera de identificarlo. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

¿Conoces los primeros síntomas del cáncer?. El cáncer es una enfermedad silenciosa, pero siempre hay ciertas señales que te avisaran sobre algún peligro. Recuerda que el cuerpo es sabio y seguro no dejará de comunicarse contigo a fin de que comiences a cuidarlo mejor.

Estos son algunos de los primeros síntomas que acostumbran a pasar inadvertidos por el desconocimiento del mismo. Cuando se trata del cáncer de mama, hay múltiples signos que te ayudan a reconocer en una etapa temprana este tipo de cáncer, de esta forma la posibilidades de vida aumenta más, puesto que los tratamientos pueden surtir mejor efecto.

Con estas 7 señales puede ser un indicativo que puedas estar padeciendo de cáncer de mama, no los ignores e inclusive puede pasarle tanto a mujeres como hombres:

1.- Sentir una bola:

Si has sentido alguna bola extraña o algo que simplemente no está bien, no vaciles y comprueba de qué se trata, puede ser el tumor que apenas va creciendo y si es atendido a tiempo puede ser removido.

2.- Picazón y enrojecimiento:

No es muy normal que tus pechos tengan tanta comezón o enrojecimiento hasta causarte irritación; si sientes esto, atiendete a la mayor brevedad.

3.- Forma ovalada:

Si uno de tus pechos comienzan a tomar forma ovalada no debes dudar en hacerte una examen de inmediato, de esta forma podrás descartar que no se trate de un cáncer, ya que este es uno de los síntomas más usuales. Una forma simple de identificar este cambio es a través de la apariencia de tu bra. Si este comienza a verse diferente, no lo pienses más, asiste de forma inmediata a tu médico.

4.- Cambia la apariencia del centro de tus pechos:

La presencia de células cancerígenas se proyecta a través del centro de las mamas, causando que estas tengan apariencia diferente o que la sensibilidad ya no sea la misma. Entre los cambios más usuales se encuentra la modificación de la textura (pueden llegar a sentirse “más tiernas”), algún sangrado y dolor. Si esto te pasa indica que un tumor se está formando en el conducto lactífero.

5.- Dolor y sensibilidad en las axilas:

Cuando el cuerpo está a puntito de enfermarse o advierte peligro contra sus defensas, los ganglios linfáticos son los primeros en inflamarse; y con el caso de los ganglios de las axilas no es diferente, estos se inflaman y pueden ocasionar dolor. Si sientes algo fuera de lo normal, que te duela cuando las presiones, que tengan hinchazón inefable o simplemente que algo no se sienta bien, puede ser una de las primeras llamadas de atención. El dolor que provoca el cáncer de mama no siempre es en el pecho.

6.- Secreción del pezón:

Probablemente esta condición dure solo unos días, pero si se extiende y notas que la sustancia que sale de ahí huele mal, será urgente que te revise un médico. Quienes han sufrido cáncer de mama reconocen que este fue uno de los síntomas que más ignoraron.

7.- Hundimiento del pezón:

La retracción o hundimiento de esa parte del pecho es una de las señales más claras de la presencia de cáncer y tumores.

Si aún no sabes cuál es la manera conveniente de explorarte, esta guía puede ser de gran ayuda:

a) Párate frente al espejo con los hombros rectos y con los brazos al lado de la cadera, y observa si tus pechos se ven sanos y tienen forma y color normales. Si observamos la formación de hoyuelos, arrugas en la piel o algún enrojecimiento, asiste al médico.

b) Levanta los brazos y confirma si ves lo mismo que en el paso #1.

c) Quédate un momento frente al espejo y fíjate si sale líquido de tus pechos, de este modo sea transparente o amarillento, o sangre.

d) Acuéstate y toca tus mamas en forma de equis. Con la mano izquierda toca el pecho derecho y al contrario. Debes emplear un tacto firme y pausado, con los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser en forma circular.

Es preciso que explores toda el área con precisión, desde la clavícula hasta donde comienza el abdomen, con movimientos muy frecuentes para que adviertas cualquier anomalía. Una forma de iniciar es desde el centro de tus pechos y avanza en círculos cada vez más grande hasta llegar al borde exterior.

Una de la forma más simple de hacerlo es durante la ducha, en la medida en que la piel es más resbaladiza, mejor se manipulan los dedos.

Además de esto, puedes prevenir cualquier riesgo infórmate sobre los antecedentes que hay de esta mortal enfermedad en tu familia, ya que la mayor parte de los casos es hereditaria, reduce el consumo del alcohol y controla tu peso; la obesidad es una posible causante del desarrollo de cáncer, por ello ejercita tu cuerpo.

Por último, evita el consumo de productos envasados y trata de comer lo más natural posible. Cada año son miles víctimas las que padecen de cáncer, cuidar de tu salud es esencial y asimismo identificar cualquier anomalía a tiempo. Esta enfermedad no es exclusiva de las mujeres, los hombres también corren peligro.

Cuéntanos qué te pareció y déjanos tus comentarios en nuestra página de Facebook. Gracias por visitarnos. 😉

Los consejos de AprendeloTodo.com son sólo para fines informativos y educativos. AprendeloTodo.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide]