Sabías que existe una postura en particular que realmente puede causar grandes problemas en nuestro niños. Por este motivo, hoy te mostramos cual es esta postura que debes evitar que tus niños realicen y descubre porqué debes de corregirlos de manera inmediata.

Además, es una posición que adoptan comúnmente los niños en el que con facilidad pueden pasar ciertas cantidad de horas así, sin conocer el daño que les puede estar ocasionando. Así que descubre cual es esta postura, para que estés alerta, presta mucha atención. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Es muy importante saber que esta postura puede causar graves problemas que la gran mayoría de las personas suelen desconocer.

Al momento de sentarse en esta postura, las caderas se encuentran en el límite de la rotación interna, lo que podría predisponer al niño a futuros problemas ortopédicos de gravedad.

Cuando hablamos de sentarse en “W” hacemos referencia a la postura que suele ser adoptada por los niños al momento de sentarse en el suelo con las piernas colocadas como en forma de la letra “W” (Como se muestra en la imagen), la cual es una de las varias posiciones que el niño suele utilizar al momento de jugar.

postura-peligrosa-1Cabe destacar que en esta posición anormal, el posible riesgo de luxación de cadera es realmente muy preocupante. Esta posición suele favorecer el dañino proceso de acortamiento muscular y de todo tipo de contracturas.

Investigadores y cirujanos ortopédicos advierten que el hecho de mantener esta posición también puede afectar el desarrollo total o parcial del hueso, encargado de favorecer la anteversión de la cabeza femoral y la rotación interna de la tibia.

Sentándose con la postura de la “W”, el niño puede experimentar un gran aumento en la base de apoyo comparado con otras posturas, garantiza, a su vez, una mayor estabilidad y una menor necesidad de ajustes de tipo postural.

El centro de gravedad apenas logra superar su base de apoyo, por lo tanto los músculos ubicados en la zona del tronco poseen poco trabajo para mantener el equilibrio. Claramente el equilibrio y la estabilidad son aspectos positivos, sin embargo la inestabilidad también es esencial para que los niños se puedan desarrollar en reacciones posturales y logren generar la fuerza necesaria en los músculos del tronco y piernas.

El gran problema es que la posición de la “W” es tan estable, que no permite de ninguna manera, que el niño ejercite el equilibrio. También afecta la rotación de los límites del tronco y las transferencias de peso laterales como las que se suelen hacer para alcanzar un objeto o dejar algo en una superficie alejada.

En conclusión, el niño se enfrenta a sufrir un retraso en la adquisición del control y el apropiado equilibrio debido a la falta de entrenamiento. De igual manera, la falta de transferencias laterales y la capacidad de cruzar la línea media del tronco (por ejemplo, utilizar la mano izquierda para alcanzar un objeto a la zona derecha del cuerpo), pueden verse agravadas.

El niño suele tender a utilizar la mano derecha en el lado derecho del cuerpo y su mano izquierda en lado izquierdo del mismo, lo que afecta el desarrollo efectivo de una mano dominante.

La manera más sencilla de prevenir las diferentes complicaciones es evitar desde el inicio que el hecho de sentarse en “W” se convierta en un mal hábito. No permita nunca que sus hijos se sienten en esa posición e intente que se sienten la mayor parte del tiempo con las piernas estiradas, con las piernas cruzadas o simplemente de lado.

Es imprescindible tener más cuidado con el objetivo de evitar complicaciones futuras para nuestros hijos, hágaselo saber a sus personas cercanas!

Esperamos que esta información te haya servido, no olvides compartir con tus familiares y amigos podría ser muy útil para todos. Gracias por visitar nuestra página. 😉

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[/showhide]