¡Hola! Las abuelas y sus amigas no están equivocadas aunque acostumbres a poner en duda sus recomendaciones, por aquello de que están pasadas de moda.

En más de una ocasión has encontrado a tu abuelita comiéndose un ajo en la mañana y los científicos han corroborado lo que ella sabía desde hace mucho tiempo. Quédate hasta el final y recuerda compartir esta información con todos tus amigos