¡Hola! Las personas se empeñan en usar los antibióticos en todo momento porque piensan que son más poderosos y acabarán más rápido con el malestar, pero ese es un error que debemos evitar. Los antibióticos son para combatir las infecciones causadas por bacterias, pero no funcionan de igual manera contra  gérmenes y virus.

La gripe, el resfriado común y la bronquitis no deben ser tratadas con  antibióticos porque son causadas por virus y justamente, no han sido hechos para eso. Quédate hasta el final y recuerda compartir esta información con todos tus amigos