¡Hola! Caminas hacia tu carro, y levantas la llave. Presiona un botón, y las puertas se desbloquean. Para millones de conductores, esto es automático. Ya no hay necesidad de poner la llave en el encendido.

Ciertamente es conveniente. Sin embargo, también puedes estar invitando a los ladrones de automóviles a robar tu auto y huir en segundos, sin activar la alarma. Quédate hasta el final y recuerda compartir esta información con todos tus amigos.


Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.